Lo último.

¡Empatados en todo!

En un encuentro entretenido y picante, Atlético Tucumán y Newells empataron 2-2 en el estadio José Fierro de la capital tucumana. Javier Toledo marcó por duplicado para los locales mientras que para la lepra lo hicieron Maxi Rodríguez de penal y Luis Leal. Sobre el final hubo un festival boxístico  a cargo de Rodrigo Salinas y Yonathan Cabral por el cual ambos se fueron a las duchas antes de tiempo.Fue un partido de ida y vuelta con la premisa de ganarlo por parte de los dos equipos por diferentes razones, el decano para seguir prendido arriba y Ñuls porque necesita sumar de a tres de manera urgente por su acuciante actualidad con el promedio. Empezó un poco mejor el local, con juego más directo y sin transiciones pero no pasó demasiado hasta el minuto 23 cuando Luis Leal recibe un pase de Mauro Formica, desborda y la cruza hacia el área chica para que Lucas Albertengo, sin marcas y  con Cristian Lucchetti vencido, estrelle la pelota contra el palo izquierdo, la recupera Ariel Rojas q…

Armani y el coraje de un equipo.

En la definición por tiros desde el punto del penal Armani se puso el traje de héroe para atajar dos y así darle la clasificación al equipo argentino en una serie muy pareja donde River insinuó más y que en la ruleta de los penales no pasó ningún sobresalto por la descollante actuación del arquero titular de la Selección Nacional mientras que los shoteadores elegidos convirtieron todos los tiros.
En los primeros minutos el millo se paró mejor que el Cruzeiro logrando ponerlo nervioso y que bajen una catarata de silbidos desde las tribunas. En este primer tiempo fueron decisivos Jorge Carrascal (es un pichón de crack) y Franco Armani que tuvo dos tremendas atajadas, una de las cuales resultó cuasi milagrosa por la ayuda del travesaño cuando Pedro Rocha lo había fusilado dentro del área chica. Los minutos transcurrían y el visitante jugaba con aplomo mientras que los locales apostaron a jugar de contra y en esos momentos River tuvo dos grandes chances con Borré que se erra un gol solo y luego con una jugada monumental de Nacho Fernández (pared incluida con Lucas Pratto) y posterior remate cruzado que se fue besando el palo. Luego de esa acción el partido entró en una meseta siendo el dominio compartido hasta el pitazo del árbitro chileno Roberto Tobar.
El complemento estuvo de más ya que se jugó con cierto nerviosismo y poca precisión y en ese marco Léo erró un gol cantado casi debajo del arco. Sin más trámite por jugar se llegó a la serie de penales donde el arquero oriundo de Casilda le pidió los guantes y el buzo al enorme Pato Fillol para llevar a su equipo a cuartos de final y esperar por Cerro Porteño o San Lorenzo que mañana definen en Asunción del Paraguay.

Comentarios

  1. Como te decía en el posteo anterior... ya no se sufre... Nos fuimos, Volvimos, y aquí estamos, disfrutando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tiene que ser, esto es un juego y a veces son la vida misma con sus aciertos, fracasos, caídas y levantadas.

      Eliminar

Publicar un comentario

No se aceptan comentarios con malas palabras, insultos, links a webs externas u off-topic ya que serán eliminados sin excepción.