Lo último

El rey Charles.

Mientras la Scuderia decide probar dos configuraciones diferentes en los tests de Barcelona muchos empiezan a ver que Sebastian Vettel pierde bastante terreno en la consideración del equipo italiano en detrimento de Charles Leclerc.Los ingenieros de Ferrari se están rompiendo el cráneo con el sucesor de la SF90 (¿o todo será un enorme bluff?) para lograr un auto competitivo y ganador en la temporada 2020 que sepulte los años de frustraciones que arrastran los tifosi desde que Kimi Raikkonen ganará de manera increíble el título del 2007. Pero más allá del diseño del coche también ocurrieron un par de hechos que relegaron en la consideración a Sebastian Vettel (sigo sosteniendo que su continuidad para el 2021 solamente depende de él y sus circunstancias) como lo fueron la extensión del contrato de Charles y la decisión del equipo para que sólo Leclerc haga los testeos de las llantas de 18 pulgadas los próximos 8 y 9 de febrero en el circuito español de Jerez de la Frontera que se utiliz…

Calibró la mira y apunta a Boca...

¿Qué pasó? River Plate recibió a Cerro Porteño de Paraguay por el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores 2019 en un estadio Monumental repleto de gente que  puso la mirada en el posible clásico de semis ya que quedó a un paso de distancia  de cruzarse con su eterno rival para poder ir por una nueva copa que adorne las vitrinas  del mítico estadio de Nuñez.
El trámite: todo lo dicho en la previa se cumplió a rajatabla ya que el millonario fue muy superior sin descollar como ante Racing y sacó una  ventaja casi decisiva para la revancha, los paraguayos se cerraron bastante bien atrás y aguantaron como pudieron la embestida del local que nunca dejó de buscar más goles para ampliar la diferencia en base a la presión del mediocampo y las descargas rápidas hacia sus delanteros con el apoyo de ambos marcadores de punta que subían por turnos. Es cierto que el trabajo de River se facilitó por el penal, vi como veinticinco veces la jugada y me parece inaudito que cobren un penal así entre el VAR y el referí ya que no se alcanza a notar el momento del contacto si es que lo hubo. Luego del gol, los dirigidos por el Muñeco Gallardo siguieron presionando hasta tal punto que los paraguayos tuvieron una sola oportunidad clara en todo el partido que fue desperdiciada por Váldez con un cabezazo defectuoso y desviado al comienzo del segundo tiempo. Luego ya no hubo partido y River, sin brillar, le dio una paliza táctica a su rival, lo dejó groggy  para la revancha y encima le metió otro gol por medio de un penal ejecutado por Rafael Santos Borré para estampar el 2-0 definitivo.
Lo mejor: la diferencia de dos goles que sacó el equipo argentino para poder afrontar la revancha con tranquilidad en la siempre difícil Asunción. De haber estado más preciso a la hora de definir hubiese sido un festival de goles del millo.
Lo peor: el VAR y el árbitro peruano Víctor Hugo Carrillo, unos auténticos mamarrachos ambos que perjudicaron notoriamente al equipo de Miguel Ángel Russo con el penal cobrado en el gol de Nacho Fernández y luego no revisando la jugada del codazo de Enzo Pérez a Nelson Haedo Váldez que era roja directa.¡Un Pa-pe-lón!
El héroe: Nacho Fernández, partidazo del volante que jugó e hizo jugar a todos sus compañeros y que viene demostrando un gran nivel. ¡Teléfono, Scaloni!
El villano: Enzo Pérez por la manera tonta en que se hizo amonestar (por acumulación de amarillas se pierde la revancha) en tiempo adicionado de la primera etapa en mitad de cancha y por el codazo en el estómago a Váldez que era roja directa y el árbitro lo salvó, una auténtica irresponsabilidad del excelente volante millonario que a veces debe aprender a controlar su temperamento.
La figurita: Milton Casco, hizo un surco por el lateral izquierdo, estuvo firme en la marca y en ofensiva es un hombre de temer ya que aportó mucho con sus trepadas, cada día juega mejor el ex lateral de Newells.
La perlita: el gol anulado a Nacho Fernández por una casi imperceptible mano de Matías Suárez en el inicio de la jugada. Fue la única acción donde el VAR funcionó correctamente.
Conclusión: el millonario tiene un pie y medio adentro de las semifinales de la copa con un juego intenso y contundente aunque le faltó un poquito del brillo que tuvo contra Racing pero igualmente fue muy superior a su rival, al que dejó al borde del knock out. Queda la revancha donde irá a jugar muy tranquilo pero con la mente puesta en el posible superclásico copero. Nada mal, millo, nada mal...

Comentarios