Lo último.

¡Empatados en todo!

En un encuentro entretenido y picante, Atlético Tucumán y Newells empataron 2-2 en el estadio José Fierro de la capital tucumana. Javier Toledo marcó por duplicado para los locales mientras que para la lepra lo hicieron Maxi Rodríguez de penal y Luis Leal. Sobre el final hubo un festival boxístico  a cargo de Rodrigo Salinas y Yonathan Cabral por el cual ambos se fueron a las duchas antes de tiempo.Fue un partido de ida y vuelta con la premisa de ganarlo por parte de los dos equipos por diferentes razones, el decano para seguir prendido arriba y Ñuls porque necesita sumar de a tres de manera urgente por su acuciante actualidad con el promedio. Empezó un poco mejor el local, con juego más directo y sin transiciones pero no pasó demasiado hasta el minuto 23 cuando Luis Leal recibe un pase de Mauro Formica, desborda y la cruza hacia el área chica para que Lucas Albertengo, sin marcas y  con Cristian Lucchetti vencido, estrelle la pelota contra el palo izquierdo, la recupera Ariel Rojas q…

La guerra del descenso entre varios pesos pesados.

La temporada 2019-2020 de la Superliga no sólo nos trae todas las peripecias que ocurren en el campeonato, ni todo el interés va a estar puesto en definir al campeón y los pasajeros a las copas internacionales sino que, de yapa, tenemos una lucha encarnizada por evitar el descenso. Recordemos que en esta temporada sólo habrá tres equipos que perderán la categoría ya que el Comité ejecutivo de la Superliga, en otra insólita medida, decidió reducir la cantidad de descensos de cuatro a tres a partir de este año para llegar a veinte equipos en primera en la edición 2023-24 pero los descensos se van a definir en la próxima Copa de la Superliga el próximo año.
En este momento tenemos a Patronato de Paraná, Newells Old Boys de Rosario, Colón de Santa Fe, Lanús, Gimnasia y Esgrima de La Plata y Rosario Central, que fraccionan por tres años, enfrascados en esta lucha para tratar de esquivar la situación más temida en el fútbol argentino: el odiado descenso. También hay que sumar a esta lucha a Arsenal de Sarandí y a Central Córdoba de Santiago del Estero que dividen por los partidos de la temporada actual y a Aldosivi de Mar del Plata y a Argentinos Juniors que promedian por dos temporadas.
La lucha más larga y dificultosa será para los clubes que dividen por tres (Central ganó sus dos partidos y avanzó un solo puesto hasta que juegue Newells el partido suspendido con Independiente) que para los otros equipos que dividen por menos temporadas.
Nadie quiere imaginarse un partido de desempate entre canallas y leprosos
porque se va a tener que jugar en las inmediaciones del Pentágono con 20.000 marines garantizando la seguridad y a puertas cerradas ya que en Rosario será imposible tener un match de estas características. Es triste pero muy real ya que el rosarino tiene una pasión por sus equipos muy difícil de explicar porque no hay otra ciudad en nuestro país que viva el fútbol de esa manera y el partido jugado a puertas cerradas en la cancha de Arsenal por los cuartos de final de la Copa Argentina 2018 así lo certifica.
Patronato parece el más comprometido en esta pelea junto a Gimnasia y después está el lotecito de los rosarinos, Colón y Lanús para definir un hipotético tercer descenso (esto se daría si los ascendidos este año y el anterior suman muchos puntos) donde todos tienen prácticamente el mismo puntaje y es donde se va a centralizar la pelea por zafar y quedarse en primera. La tarea será ardua y sin cuartel y con el devenir de las fechas iremos haciendo un análisis más concentrado en lo futbolístico ya que por ahora el único que mejoró unas décimas es el canalla y eso aún no sirve como parámetro. Lo único que se puede decir en cuanto al juego es que Gimnasia, Colón, Patronato y Lanús están muy comprometidos por el bajo nivel de juego desarrollado en estas dos fechas y eso repercute en lo psicológico creando un círculo vicioso. Sus entrenadores aún tienen tiempo para trabajar y dar vuelta la taba para intentar pelear con mejores armas.


Comentarios