Lo último

El rey Charles.

Mientras la Scuderia decide probar dos configuraciones diferentes en los tests de Barcelona muchos empiezan a ver que Sebastian Vettel pierde bastante terreno en la consideración del equipo italiano en detrimento de Charles Leclerc.Los ingenieros de Ferrari se están rompiendo el cráneo con el sucesor de la SF90 (¿o todo será un enorme bluff?) para lograr un auto competitivo y ganador en la temporada 2020 que sepulte los años de frustraciones que arrastran los tifosi desde que Kimi Raikkonen ganará de manera increíble el título del 2007. Pero más allá del diseño del coche también ocurrieron un par de hechos que relegaron en la consideración a Sebastian Vettel (sigo sosteniendo que su continuidad para el 2021 solamente depende de él y sus circunstancias) como lo fueron la extensión del contrato de Charles y la decisión del equipo para que sólo Leclerc haga los testeos de las llantas de 18 pulgadas los próximos 8 y 9 de febrero en el circuito español de Jerez de la Frontera que se utiliz…

¿Vuela todo por los aires?

Se vienen semanas moviditas en la Fórmula uno y no es por la reanudación del campeonato con el Gran Premio de Bélgica en el mítico Spa-Francorchamps sino por la aprobación del reglamento para la temporada 2021 donde nadie pretende ceder ni un milímetro en sus posiciones. Es sabido que Ferrari está muy molesta por la estandarización de algunas piezas porque según Mattia Binotto, director de la escudería de Maranello, va en contra del espíritu de la categoría que es la competencia y que esta medida no va a producir un ahorros de costos importantes en los equipos. Otra de las quejas de los italianos son las restricciones aerodinámicas ya que empezar de cero implicaría  un riesgo y porque al no tener grandes restricciones puede aportar un plus en el rendimiento de los coches. El último punto que tampoco convence a la gente de Il Cavallino Rampante es la disminución de los tests de pretemporada de cuatro a tres días ya que considera insuficiente el tiempo para corregir problemas. Otro que descreé del nuevo reglamento es Zak Brown, director ejecutivo de Mc Laren,  quien no ve conveniente estirar los plazos de negociación ya que los equipos difícilmente se pongan de acuerdo. Y la última palabra (por ahora) es la de Toto Wolff, también director ejecutivo de Mercedes, que aboga porque no haya grandes cambios en la reglamentación. No olvidemos que el austríaco está más que feliz con el presente de su equipo y la única excepción sería si sigue Valtteri Bottas o  si lo reemplaza Esteban Ocon aunque en las últimas horas pareciera que el finlandés está más firme en el asiento de la marca de la estrella por una temporada más por lo menos. En esta comedia de enredos, donde cada uno tira claramente para su lado, Liberty Media parece haber olvidado que Ferrari ES la Formula uno ya que compite en la categoría reina ininterrumpidamente desde 1950 y que un campeonato sin ellos sería como comer un pollo sin sal y perderían más seguidores aún. Dicho esto es muy posible que sólo sea un tira y afloje típico de una negociación y esperamos que los máximos responsables del gran circo encuentren una solución donde contengan a todos.

Comentarios