Lo último.

El Pato Fillol, el mejor arquero de la historia.

Choque de planetas.

Esta noche desde las 21:30, Boca Juniors y River Plate cerrarán la semifinal de la Copa Libertadores en La Bombonera. En este encuentro está en juego algo más que un resultado deportivo. En la ida se impuso el equipo de Napoleón Gallardo por 2-0. Alfaro se la juega con el Apache Tévez.

Partido complicadísimo para los Alfaro's boys ya que un empate, una derrota o una victoria por solamente un gol de diferencia hará que el enorme River de Marcelo Daniel Gallardo clasifique a la final de la Copa Libertadores a jugarse el próximo 23 de noviembre en ¿Chile? ante Flamengo o Gremio que definen mañana la otra llave.
No son horas fáciles en el mundo Boca en este momento por la carga emotiva que arrastran sus jugadores, cuerpo técnico, dirigentes e hinchas desde la final en Madrid en diciembre pasado cuando el millo le ganó el partido más importante de la historia entre ambos por 3-1 quedando la inolvidable corrida del Pity Martínez grabada en las retinas de ambas hinchadas. Gustavo Alfaro se juega una gran patriada esta noche en la cual las urgencias por hacer dos goles lo obligan a traicionar su estilo conservador ya que su equipo va a salir a atacar de entrada para intentar reducir la brecha de dos goles lo más rápido posible. Para no descuidar tanto la parte defensiva recurrirá al doble cinco con Iván Marcone y Agustín Almendra para que jueguen arriba unos disminuidos físicamente Carlos Tévez y Ramón Abila. Por el lado del club de Nuñez todo está más claro y definido tanto desde los nombres como del esquema elegido lo cual redunda en confianza y tranquilidad para ir a jugar en un territorio hostil como lo es el estadio Alberto J Armando. En caso de una posible eliminación xeneize, las esquirlas saldrán en todas las direcciones pero los más golpeados serán Alfaro por el sólo hecho de ser el DT y la dirigencia que en diciembre tiene elecciones y además está condicionada por los resultados electorales del próximo 27 de octubre por lo cual una eliminación a manos de su archirrival será desvastadora en todo sentido...
¿River? River va por más gloria, así de simple. 

Comentarios