Lo último.

El Pato Fillol, el mejor arquero de la historia.

¡Era hora deca!

Los tucumanos ganaron por primera vez en el campeonato en condición de visitante a Banfield 2-1 en un encuentro chato y discreto. Los goles de la visita fueron de Leandro Díaz y Luciano Monzón mientras que el empate transitorio del taladro fue un gol en contra de Marcelo Ortíz.

El encuentro fue chato, previsible y lento en su desarrollo en el cual ambos equipos se alternaron el dominio de a ratos aunque sin mayor claridad y donde el deca supo golpear en los momentos justos por las desatenciones defensivas del conjunto del emperador Julio César Falcioni. Este triunfo es necesario desde lo anímico para los dirigidos por Ricardo Zielinski ya que en sus cuatro presentaciones anteriores en calidad de visitante había perdido tres encuentros mientras que el restante fue el empate en 0 con Huracán en Parque Patricios. En caso que Rosario Central o Patronato ganen sus respectivos partidos Banfield caerá en el descenso directo y de ahí la bronca y los insultos de los plateístas hacia un equipo que no transmite nada de nada dentro de un campo de juego. A Falcioni le espera un arduo trabajo para salir de esta situación complicada ya que está metido de lleno en la lucha por la permanencia en la máxima categoría del fútbol doméstico mientras que los tucumanos, luego de un comienzo incierto e irregular, comenzaron a hacer pie y a sumar puntos importantes para no tener problemas con el descenso la próxima temporada. El desafío más importante que tiene el Ruso Zielinski es encontrar la regularidad pretendida para seguir sumando puntos gordos con un plantel que es inferior al del torneo pasado, veremos si lo logra. 

Comentarios