Lo último.

¡Empatados en todo!

En un encuentro entretenido y picante, Atlético Tucumán y Newells empataron 2-2 en el estadio José Fierro de la capital tucumana. Javier Toledo marcó por duplicado para los locales mientras que para la lepra lo hicieron Maxi Rodríguez de penal y Luis Leal. Sobre el final hubo un festival boxístico  a cargo de Rodrigo Salinas y Yonathan Cabral por el cual ambos se fueron a las duchas antes de tiempo.Fue un partido de ida y vuelta con la premisa de ganarlo por parte de los dos equipos por diferentes razones, el decano para seguir prendido arriba y Ñuls porque necesita sumar de a tres de manera urgente por su acuciante actualidad con el promedio. Empezó un poco mejor el local, con juego más directo y sin transiciones pero no pasó demasiado hasta el minuto 23 cuando Luis Leal recibe un pase de Mauro Formica, desborda y la cruza hacia el área chica para que Lucas Albertengo, sin marcas y  con Cristian Lucchetti vencido, estrelle la pelota contra el palo izquierdo, la recupera Ariel Rojas q…

Este no es el camino.

Los Pumas acaban de derrotar 47-17 a Estados Unidos, equipo que le marcó ¡tres tries! a nuestro seleccionado en un partido donde los hechos más importantes fueron la clasificación directa al mundial de Francia 2023 y la despedida de ese gladiador tremendo que es Juan Manuel Leguizamón quien a sus treinta y seis años disputó su cuarto mundial llegando a semifinales en dos ocasiones. Un verdadero animal y mejor persona el tercera línea santiagueño. Volviendo a la paupérrima actuación del elenco nacional en este certamen, solamente nos queda pedir (y rogar...) que las autoridades de la Unión Argentina de Rugby evalúen el trabajo de Mario Ledesma y tomen las medidas pertinentes ya que el cuerpo técnico falló en los planteos de los cruciales partidos contra Francia (derrota 23-21) en un partido en el cual regalaron un tiempo hasta que se agruparon los forwards y fueron para delante y contra Inglaterra (derrota 39-10) en un match donde Ledesma prescindió  de la experiencia de jugadores como el Cachorro Sánchez, Agustín Creevy y Juan Manuel Leguizamón. Lo más emblemático fue la ausencia de Nicolás Sánchez para tacklear en el centro de la cancha (el tucumano es valiente y contundente como pocos a la hora de defender) y poner a Benjamín Urdapilleta quien no se enteró que estaba jugando al rugby y no a la mancha porque no tackleó a nadie en todo el partido. Otro error garrafal fue el planteo del encuentro donde Los Pumas tendrían que haber jugado más con los forwards para cerrar el juego y que los ingleses no tomen contacto con la guinda.
El equipo, si bien traía problemas de arrastre desde la época de Huevo Hourcade, nunca supo a que jugó desde que Ledesma es su entrenador ya que la bajada de línea no parece muy consistente ya sea por lo débil de los argumentos del coach o porque no supo manejar al grupo con reglas de juegos claras y concisas. Él también fue jugador y como tal debería mostrar más respeto por los históricos ya que en el manejo del vestuario se ven las aptitudes de un entrenador.
Se nota claramente una involución en el juego respecto al anterior head coach, la única mejora tangible fueron  un poco en el scrum y en el line se aprovechó la buena base de Hourcade para potenciarlo más, y eso debería ser motivo suficiente para revisar el contrato del actual DT que expira en el 2021 y quél pretende renovar hasta el mundial de Francia. 
Llegar a estar en el top ten le costó sangre, sudor y lágrimas al rugby argentino ( lo recordé en estas dos notas: https://www.deportesdesdemioptica.com.ar/2019/09/un-repaso-mundial-parte-i.html y https://www.deportesdesdemioptica.com.ar/2019/09/un-repaso-mundial-parte-ii.html) como para tirar semejante esfuerzo por la borda y contentarse con ganar el Sudamericano y de vez en cuando arañarle un resultado positivo a una potencia. Poco, muy poco para un país con la tradición rugbística como el nuestro. Es hora que la dirigencia de la UAR se ponga las pilas y contrate a un entrenador en serio que resuelva el problemas de los estilos de juego tan disímiles que se usan en Jaguares y en Los Pumas para converger en un sólo sistema con sus variantes ya que el inicio de la temporada de Jaguares, la ventana de junio y el próximo Rugby Championship están a la vuelta de la esquina. ¿Es Gonzalo Quesada el nombre para el cargo? Luego de la excelente temporada en Jaguares donde los llevó al subcampeonato tendría que decir que sí pero no me olvido que Ledesma también salió del mismo equipo que venía de hacer una gran campaña en el Super rugby cuando lo eligieron entrenador de Los Pumas. Aclarado esto pienso que Quesada se merece una oportunidad al frente del equipo nacional ya que cuenta con más bagaje técnico y psicológico para el cargo además de una gran mesura ya que carece del ego y la soberbia enormes del actual entrenador. Por el bien de nuestro rugby es hora de dejar las apetencias personales de lado y tomar las decisiones pertinentes para retomar la senda del crecimiento en el juego antes que la hoguera de las vanidades nos consuma a todos.

Comentarios