Lo último.

El Pato Fillol, el mejor arquero de la historia.

La final anticipada.

Mañana desde las 5 AM se jugará la primera semifinal de la WRC 2019 en el Estadio Internacional de Yokohama entre Inglaterra y Nueva Zelanda. Choque de estilos entre las potencias del norte y del sur. 

En la madrugada de nuestro país se pondrá en marcha el primer partido por las semifinales del mundial de rugby entre los dos mejores equipos del momento a nivel global: por un lado Inglaterra que de la mano de su head coach australiano Eddie Jones recuperó el protagonismo perdido en el mundial 2015 cuando siendo anfitriones quedaron eliminados en la fase de grupos, siendo esto un golpe casi mortal para el seleccionado de la rosa y sus aspiraciones de ser campeones nuevamente (recordemos que el único mundial ganado por las potencias del norte fue en Australia 2003 cuando Inglaterra le ganó al local 20-17 en tiempo suplementario con el maravilloso drop de su apertura Jonny Wilkinson) y con mucho trabajo y tesón el juego y los resultados comenzaron a llegar hasta llegar a esta Copa del Mundo donde están teniendo una actuación destacada y en cuartos de final barrieron a Australia por 40-16 la semana pasada.
Por el otro lado esperan los poderosos y casi imbatibles All Blacks con un plantel lleno de figuras como Beauden Barrett, Richie Mo'unga, Aaron Smith, Kieran Read y Ardie Savea entre otros, un juego en ascenso con el cual redujeron a la temible Irlanda a un papel meramente decorativo al ganarle por un contundente 46-14 y que vienen de ganar los dos últimos mundiales en 2011 y 2015. 
Será un choque apasionante en el cual Inglaterra tendrá que cuidar mucho cada pelota para que los hombres de negro no los agarren mal parados y los ataquen desde cualquier lugar de la cancha ya que en ataque los neozelandeses son más contundentes y efectivos que los dirigidos por Eddie Jones quien tras el mundial abandonará su cargo al frente del seleccionado de la rosa. El equipo comandado por Steve Hansen saldrá a atacar desde el minuto uno sin ningún tipo de rodeos para empezar a llevar el rumbo del match desde el arranque ya que su intención es ser el primer equipo en la historia de los mundiales que gane tres campeonatos consecutivos y así colocarle el broche de oro a una década que los tuvo como dominadores absolutos de la ovalada. Ahora solamente nos resta esperar el tiempo faltante para disfrutar el que posiblemente sea el partido más maravilloso de este mundial, donde los estilos diferenciados se notarán fácilmente. A calmar la ansiedad que ya nos vamos a empachar de ver rugby del bueno.






Comentarios