Lo último.

¡La Scuderia puso fecha!

La casa de Maranellotiene el coche de la próxima temporada prácticamente listo y será presentado el 11 de febrero siendo hasta ahora el primer equipo que dio a conocer la fecha en que conoceremos su monoplaza.En Maranello están de festejo. O casi, ya que Ferrari dio a conocer la fecha de presentación del auto con el cual intentarán arrebatar los títulos a Lewis Hamilton y al equipo Mercedes luego de la espantosa temporada que tuvieron en este accidentado 2019 que, por suerte para el equipo, ya terminó y del cual sacaron grandes enseñanzas para no repetir los errores que condenaron tanto al auto como a Sebastian Vettel y a Charles Leclerc a un rol secundario en el campeonato.  El nuevo auto, que aún no tiene denominación oficial, está en la última etapa de su desarrollo en el túnel de viento para luego hacer las homologaciones necesarias antes de los tests de Barcelona. Además este monoplaza seguirá pintado en un tono mate como los coches de esta temporada 2019 para reducir el peso del …

Mi abuelo, México 86 y yo. Apostillas.

En la crónica que escribí sobre el profesor doctor Bernardo Benigno Lozada (por si no la leíste, acá te las dejo: primera partesegunda parte y tercera parte tuve que hacer un gran laburo de investigación (lo cual no me molesta para nada) en lo personal y familiar y una vez armado el combo tuve que corroborar los datos cuando el relato iba avanzando mientras que en otros momentos tuve que hacer pequeñas correcciones ya que la crónica no se centró solamente en el mes de junio de 1986 sino que tuve que explicar el final del proceso de César Luis Menotti al frente de la selección y el auge del doctor Carlos Salvador Bilardo desde la dirección técnica del fabuloso Estudiantes de 1982. En la parte personal tengo que admitir que tengo muy buena memoria para las cosas que me interesan entonces recordar parte de los hechos de la vida de mi abuelo no me cuesta tanto y a partir de esos recuerdos fui tejiendo y respaldando todo lo que me surgía y, a veces, tuve que hacer pequeñas correcciones porque se me cruzaban las fechas. 
En lo familiar tuve la ayuda inestimable de mis tíos Alicia y Héctor porque cuando aparecía algún bache, ellos me sacaban de la duda rápidamente y, en algún momento, tuvimos que reconstruir entre ambos ya que me fallaba la memoria. El Whatsapp con Alicia estuvo al rojo vivo en algunas ocasiones y ella me pasó las fotos que ilustran las notas porque las que yo poseo lo muestran en diferentes vacaciones junto a nosotros.
Ahora voy a contar algunos hechos que quedaron fuera de la historia.
* La confusión dentro de la familia si es que el Nano había podido ir a México o no. Siempre creí, y estoy muy convencido de ello, que mi abuelo no había podido ir al país de América del Norte pero no recordaba los motivos y durante muchos años no los recordé hasta ahora. Uno de mis primos estaba convencido que sí había ido al igual que mi vieja y uno de mis hermanos. ¿Qué hice? Nuevamente Alicia y Héctor me ayudaron ya que ellos creían que no había viajado y charlando recordamos el porqué. Después tuve que explicarle a los interesados sobre este pequeño desorden familiar...
*El premio que le pagaron por haber sido parte del cuerpo médico del plantel, visto con los ojos de hoy en día, fue un chiste: Fueron menos de diez mil dólares y con ese dinero junto a otros ahorros cambió su bellísimo Peugeot 504 francés por uno nacional hecho por SEVEL. En el año 1993 la radio para la cual yo trabajaba, me mandó a Buenos Aires a cubrir la histórica gira de los Springboks porque al haberse levantado las sanciones por el fin del apartheid en la nación africana, ellos quisieron jugar contra Los Pumas como agradecimiento. La única condición que puse fue que no quería ir a un hotel y que me iba a la casa de mi abuelo. Por lo tanto estuve como dos semanas en su casa y andaba en su 504 argento por las calles de la ciudad y maldiciendo porque la calidad de construcción no era buena comparado con su auto francés.
*Luego del mundial de México continuó trabajando en la AFA y en el asesoramiento a clubes que tenían que jugar en la altura. Su otro trabajo notable fue acompañar a José Néstor Pekerman al Campeonato Sudamericano Sub 20 en Bolivia en 1995, donde nuestra selección clasificó al mundial de Qatar que terminó ganando siendo la figura de ese equipo Juan Pablo Sorín. 
Luego del Sudamericano de 1995 comenzó a bajar la carga de su trabajo y se concentró en su consultorio y en la cátedra de Medicina del Deporte de la UBA que era su profesor titular hasta su fallecimiento a los 82 años el primero de enero del 2000. 
No solamente fue un gran profesional sino que también el mejor abuelo del mundo y tuve el honor y el privilegio de ser su nieto.

Comentarios