Lo último.

El Pato Fillol, el mejor arquero de la historia.

Mi abuelo, México 86 y yo. Parte II.

La primera parte del relato culminó cuando la selección juvenil Sub 20 fue a disputar el mundial de México en 1983 perdiendo la final con Brasil por 1-0 pero volvamos atrás en el tiempo para ponernos en contexto. Todo tiene una historia que merece ser contada y para entender un poco mejor la hazaña de México 86 voy a repasar los hechos previos que desembocaron en un inesperado y festejado campeonato del mundo, en el cual Diego Armando Maradona se metió en el corazón de los argentinos para toda la eternidad.
Corría 1982 y Argentina tenía que defender el título brillantemente obtenido cuatro años atrás en nuestro país, de la mano del Matador Kempes y Ubaldo Matildo Fillol con César Luis Menotti sentado en el banco, en el mundial de España. Esa selección argentina fue, desde los nombres, la mejor de la historia ya que a los campeones del 78 se le sumaron Juan Barbas, Diego Armando Maradona, Ramón Díaz y Gabriel Calderón desde la selección sub 20 campeona en Japón 1979 más otros futbolistas como el Vasco Jorge Olarticoechea, Jorge Alberto Valdano y Enzo Trossero entre los los más importantes. El fracaso en este mundial fue estrepitoso ya que las cosas se empezaron complicar desde el debut en el partido inaugural del certamen cuando Argentina perdió con Bélgica 1-0, luego le ganaron a Hungría 4-1 (Diego marcó ese día suss primeros dos goles mundialistas) y a El Salvador 2-0 para clasificar y caer en el Grupo C con Italia y Brasil. Fue derrota 2-1 con los tanos y 3-1 con Brasil, el día que Diego, enojado, le metió un tremendo planchazo a Batista que le valió su única expulsión en mundiales. Mientras todo esto sucedía, Carlos Salvador Bilardo moldeaba a su imagen y semejanza a un Estudiantes de La Plata que arrasaba con cuanto rival se le cruce por el camino con una mezcla de suficiencia y prepotencia pocas veces vistas y lo llevaba al título del Metropolitano 82 (que definió palo a palo con el Independiente de Nito Veiga en febrero del 83, cosas insólitas del balonpié argento. Ese equipo se daba el lujo de jugar con tres números diez en su mediocampo (Sabella, Trobbiani José Daniel Ponce que el doctor  lo hacía jugar de 5) y el restante mediocampista era Miguelito Russo que corría a todo el mundo con un gran orden táctico. Ese campeonato ganado por el pincha le permitió al Narigón ser considerado para reemplazar a César Luis Menotti de cara al mundial 86 que aún no había definido su sede (y sin este contratiempo no estaría yo escribiendo esto hoy) ya que Colombia había renunciado a organizar el mundial porque los requisitos de la FIFA les parecieron ridículos e imposibles de cumplir en tiempo y en forma aunque por lo bajo también se dice que los patrocinadores del evento no querían jugar en el país caribeño por la inestabilidad política y el avance de los cárteles de la droga que habían llevado al país a una espiral de violencia inusitada. 
Carlos Bilardo debutó al frente de la selección argentina el 12 de mayo frente a Chile en el estadio Nacional de la capital trasandina en un encuentro que terminó igualado en 2 tantos por bando. Los hombres elegidos fueron: Fillol, Carlos Arregui, Ruggeri, Enzo Trossero y Olraticoechea; Giusti, Marangoni, Burruchaga y Alonso, Gabriel Calderón y Ricardo Gareca. 
El primer gran desafío del doctor fue la Copa América de 1983 donde integró el Grupo B junto a Brasil y Ecuador pero quedó el equipo quedó eliminado por diferencias de goles ya que empató la primera posición con Brasil al cual le ganó luego de ¡trece años! ya que no lo hacía desde 1970 en la previa del mundial de México que ganó el equipo de Pelé, Gerson, Tostao y Rivelino entre otros cracks.
El periodismo de nuestro país, que siempre fue menottista, le daba con un caño a nuestra selección ya que las comparaciones caían, inavariablemente, en la parte estética del juego donde los equipos del Flaco Menotti daban cátedra mientras que los equipos de Bilardo descollaban por el orden táctico y una vez cumplida esa parte se podía jugar lindo, sino era a cara de perro la cuestión. Las frases más comunes eran que Bilardo jugaba sin wines o que su fútbol no le gusta a la gente, una verdadera payasada por parte de quienes emitían esas críticas despiadadas hacia un equipo en el cual pasaron jugadores como Diego, Bochini, Alonso, Burruchaga, Sabella y Borghi. 
Mientras pasaban todas estas cosas la FIFA definió en octubre de 1983 a México como sede del mundial a jugarse en menos de tres años, recordemos que en ese momento Nano, el protagonista de esta historia, estaba en México como el médico a cargo del plantel en la altura junto a la selección juvenil sub 20 dirigida por Carlos Pachamé, quien además era el ayudante de campo de Bilardo en la selección mayor, que competía en el mundial descrito al principio de la crónica pero que en medio de todas estas idas y venidas aún ni aparece en el relato...
1984 fue un año desastroso para la selección ya que solamente nos dejó el recuerdo del 3-1 sobre Alemania el 12 de setiembre en Düsseldorf con dos goles del Bocha Ponce y otro de Burru, el día que el genial Ricardo Enrique Bochini hizo el casi gol más famoso de la historia ya que arrancó en su campo, gambeteó a dos alemanes y vio a Tony Schumacher (no olviden este nombre junto al de Franz Beckenbauer ya que se cruzarán nuevamente en el camino de la selección) adelantado y le tiró de emboquillada desde cuarenta y cinco metros a lo cual el arquero corrió desesperadamente hacia su arco y voló de  manera majestuosa para mandar la pelota al corner. Ese partido, que significó el debut de Beckenbauer como técnico de la Die Mannschaft, es uno de los mejores de la historia de la selección nacional, fue un baile tremendo de principio a fin por parte del equipo del doctor.
La siguiente parada luego de esta exitosa gira son las temidas eliminatorias sudamericanas que Argentina no jugaba desde 1973 ya que había clasificado directamente al mundial 78 por ser el país organizador y a España fue como campeón defensor...
                                                    



Comentarios

Publicar un comentario

No se aceptan comentarios con malas palabras, insultos, links a webs externas u off-topic ya que serán eliminados sin excepción.