Lo último.

¡Empatados en todo!

En un encuentro entretenido y picante, Atlético Tucumán y Newells empataron 2-2 en el estadio José Fierro de la capital tucumana. Javier Toledo marcó por duplicado para los locales mientras que para la lepra lo hicieron Maxi Rodríguez de penal y Luis Leal. Sobre el final hubo un festival boxístico  a cargo de Rodrigo Salinas y Yonathan Cabral por el cual ambos se fueron a las duchas antes de tiempo.Fue un partido de ida y vuelta con la premisa de ganarlo por parte de los dos equipos por diferentes razones, el decano para seguir prendido arriba y Ñuls porque necesita sumar de a tres de manera urgente por su acuciante actualidad con el promedio. Empezó un poco mejor el local, con juego más directo y sin transiciones pero no pasó demasiado hasta el minuto 23 cuando Luis Leal recibe un pase de Mauro Formica, desborda y la cruza hacia el área chica para que Lucas Albertengo, sin marcas y  con Cristian Lucchetti vencido, estrelle la pelota contra el palo izquierdo, la recupera Ariel Rojas q…

¡Se te quema el rancho Sebastián!

Lanús le ganó por 2-0 a Independiente por los cuartos de final de la Copa Argentina 2019 en el Coloso Marcelo Bielsa con goles del Pepe Sand y Luciano Abecasis. ¿Qué será del futuro del técnico del rojo? Mañana se reune con la dirigencia para tomar una decisión...

En el preciso instante en que el polémico árbitro Néstor Pitana hizo sonar su silbato y marcó el centro de la cancha del estadio de Newells Old Boys para decretar el final del encuentro y  la eliminación de Independiente de esta edición 2019 de la Copa Argentina, todos los ojos se posaron sobre la humanidad de Sebastián Beccacece ya que su futuro como DT del conjunto de Avellaneda pende de un hilo que está muy próximo a cortarse. Mañana por la tarde tarde tendrá una reunión con la cúpula del Rojo para tomar una decisión. La verdad es que hay un olor tremendo a ciclo cumplido pero no solamente por esta eliminación sino porque el semestre fue espantoso ya que no cumplió ningún objetivo y jamás pudo levantar vuelo desde el juego por lo tanto lo sucedido en Rosario es consecuencia del trabajo de un DT que jamás le transmitió su personalidad al equipo.
Al Granate le alcanzó con ser inteligente en sus desplazamientos y un poco de enjundia para superar a un equipo al que una leve brisa lo noquea y no se levanta más, queda groggy y si se pudiera tirarían las toalla desde el banco. Un equipo sin ningún tipo de reservas anímicas no puede pelear por nada y menos revertir una crisis y hoy fue la gota que rabalsó el vaso.
El equipo de Luis Zubeldía llegó el miércoles a Rosario para poder descansar bien y adaptarse un poco a la humedad rosarigasina mientras esperaba este partido definitorio.
Con algunos pasajes de buen fútbol en base a toques cortos pudo desequilibrar a su rival y la apertura llegó por un largo pase (más bien fue un rechazo) de Lautaro Valenti  y que José Sand capitalizó tras el horror defensivo de Alan Franco quien primero rechaza mal y se la baja al inoxidable Pepe y luego éste comete una pequeña infracción con sus brazos sobre el zaguero del Rojo y define muy bien sobre la salida de Martín Campaña para decretar el 1-0 a los 47 del primer tiempo.
En la segunda parte, Lanús dejó venir a Independiente pero la falta de lucidez para atacar conspiró contra el empate ya que todas las situaciones de gol que tuvo fueron forzadas y nada limpias con lo cual los minutos se iban diluyendo y el nerviosismo se apoderaba del banco de suplentes del Rey de Copas. Para colmo de males, Bernabei lo tocó apenas a Cecilio Domínguez dentro del área y éste cayó como fulminado por un rayo pero lo cierto es que no fue penal (si hubo un roce no fue para infracción, esto es fútbol y no mancha) y al ratito, luego de una contra deliciosa, Luciano Abecasis se disfrazó de goleador y le rompió el arco a Campaña. Partido liquidado y con el resultado puesto quedaron a la vista de todos las falencias de Independiente: lento en el traslado, desorden defensivo, ausencia de un plan de juego, jugadores que rinden por debajo de las expectativas, jugadores borrados como Nicolás Domingo y un técnico caprichoso que no le encuentra la vuelta al equipo y que debe entender que al fútbol no sólo se juega con vértigo sino que también con pausa y toque. Todo este combo fue letal para construir este presente paupérrimo del Rojo y del cual le costará mucho poder salir. Una institución con la historia que tiene el conjunto de Avellaneda no se puede permitir estos experimentos que atentan a su cultura futbolística.
Lanús por su parte se clasificó merecidamente a las semifinales donde enfrentará a Central Córdoba de Santiago del Estero en el estadio de Vargas en La Rioja el fin de semana del 16-17 de noviembre ya que no habrá torneo local por ser una fecha FIFA.


Comentarios