Lo último.

El Pato Fillol, el mejor arquero de la historia.

¿Tanto miedo le tienen a Ferrari?

Mattia Binotto aseguró hace unos días atrás que la sustancial mejora de sus monoplazas fue debido al trabajo en el túnel de viento durante las vacaciones de verano europeas que derivó en un nuevo paquete aerodinámico con alerón delantero hecho a nuevo y al desarrollo del auto que nunca se detuvo y por eso están probando piezas de la próxima temporada ya que no habrá cambio de reglamento para el próximo año sino para el 2021. Toto Wolff admite que la velocidad en las rectas para los autos rosso corsa son inalcanzables para el resto de los equipos en las otras partes de los circuitos y que ve muy difícil acercarse a los italianos en ese sentido. Si finalmente se corre el Gran Premio de Japón por el tifón Hagibis (recordemos que se suspendieron dos partidos del mundial de rugby, Nueva Zelanda-Italia y Francia-Inglaterra) veremos a ciencia cierta donde está parada la Scuderia de cara al próximo año ya que se puede dar una pelea muy interesante con los Red Bull por ganar esta carrera en la casa de Honda y echar un poco de luz sobre la definición del tercer puesto entre Sebastian Vettel, Max Verstappen y Charles Leclerc en una lucha que promete muchas emociones puesto que aún faltan cinco carreras del calendario de este año (Japón, México,  Estados Unidos, Brasil y Abu Dhabi) y nada está decidido salvo el campeonato de Hamilton y el subcampeonato de Valtteri Bottas... 
El cuasi sextúple campeón parece tener mucho tiempo libre ahora ya que le está dando consejos a Mattia Binotto y compañía sobre como manejar la rivalidad entre sus pilotos con lo cual demuestra que está preocupado por los rendimiento de Mercedes el próximo año (este fin de semana estrenan en Suzuka una actualización del paquete aerodinámico) y de los autos de Maranello ya qué, como muchos en el paddock, teme que éstos sean inalcanzables el año que viene. Un piloto que está pulverizando records año tras año y que su equipo domina la categoría desde el 2014 no se debería preocupar por estas cosas sino por mejorar cada vez más ese auto fantástico que Mercedes AMG pone en sus manos todos los años. 
No está muy claro lo que va ocurrir con Sebastian Vettel ya que las malas lenguas insisten con su ida a Red Bull pero esa es la peor decisión que podrían tomar tanto la escuadra italiana como el piloto alemán ya que ambos se tendrían que adaptar a nuevas circunstancias (los tanos a un piloto nuevo si es que no vuelve Kimi  Raikkonen y Seb a un equipo que ya no es el mismo del 2013-2014) en las cuales ambas partes tienen demasiado por perder. Lo mejor que puede hacer el jefe de equipo (y las últimas declaraciones de los pilotos hacen pensar que se está trabajando sobre eso) es bajar los decibeles para que sus subordinados sepan que el prestigio de la Scuderia está antes que sus caprichitos y que nadie va a sacar los pies del plato. 

Comentarios