Lo último.

El Pato Fillol, el mejor arquero de la historia.

¡Es tuya Max!

El piloto holandés de Red Bull consiguió su segunda pole position del año en el Gran Premio de Brasil y mañana va por su tercera victoria en la temporada. Sebastian Vettel fue segundo y Lewis Hamilton tercero. Charles Leclerc penaliza diez puestos por el cambio de motor.

Max hizo prevalecer su diferencia en el segundo sector del circuito de Interlagos para quedarse con la pole del Gran Premio de Brasil (en el primer y tercer sector el rendimiento del motor Honda era muy parecido al motor Ferrari)  por tan sólo por una décima sobre Sebastian Vettel, quien lo acompañará en la primera fila de largada. Los Mercedes tuvieron un rendimiento por debajo de los autos número 33 y 5 y Lewis Hamilton clasificó tercero y Valtteri Bottas se quedó con el cuarto puesto que pertenecía a Charles Leclerc que debió penalizar diez posiciones por cambiar su unidad de potencia y tendrá que largar desde la decimocuarta posición. Quien tuvo un rendimiento notable fue Pierre Gasly con su Toro Rosso que clasificó en sexto lugar detrás de Alexander Albon y por delante de su compatriota Romain Grosjean, en octavo lugar quedó Kimi Raikkonen con el Alfa Romeo, noveno Kevin Magnussen con el Haas y décimo fue Lando Norris con el McLaren. El español Carlos Sainz con McLaren no pudo pasar la Q1 por problemas con el motor. Fue una clasificación muy cerrada en la cual se espera una carrera muy dinámica, luchada y con variaciones en la punta ya que los cinco primeros clasificados están separados por apenas 427 milésimas. La principal atracción de este gran premio es la lucha por el tercer lugar en la tabla del campeonato de pilotos entre Charles Leclerc que suma 249 puntos, Max Verstappen con 235 y Sebastian Vettel con 230 unidades así que será una carrera muy interesante para dirimir esta colocación. Con la carrera también tendremos mayores certezas para saber si Ferrari se aprovechó de alguna zona gris en el reglamento para obtener ventajas en el rendimiento de su motor aunque Max Verstappen los llamó, lisa y llanamente, tramposos lo cual derivó en una airada protesta por parte de Mattia Binotto a Cristian Horner en Estados Unidos con amenazas de abogados de por medio incluida.


Comentarios