Lo último.

¡Diego dio marcha atrás!

¿Hamilton se vestirá de rojo?

Toto Wolff admitió que no tiene abrochada a su pareja de pilotos para la temporada 2021 (al igual que el resto de los equipos) y más allá de las declaraciones de rigor tal vez se abra una puerta para que Lewis se enfunde un buzo antiflama rojo. Los próximos meses serán cruciales.

Mientras muchos siguen con la misma cantinela sobre la legalidad del motor Ferrari y la reacción de Mattia Binotto, el director del equipo Mercedes AMg, el austriaco Toto Wolff  contó que aún no sabe quienes serán la pareja de pilotos de su equipo en el año 2021 ya que tanto el séxtuple campeón del mundo, Lewis Hamilton como su compañero Valtteri Bottas terminan su vínculo con los alemanes a fines del 2020 y que están dispuestos a abrirse al juego como el resto de los equipos. En Ferrari también terminan sus contratos Charles Leclerc (no tengo ninguna duda que lo va a renovar) y Sebastian Vettel y acá debemos detenernos un segundo. Lo más probable es que Seb abandone la Scuderia a finales del 2020 y todo parece indicar que su futuro se debate entre dos opciones: Red Bull o irse a su casa a descansar. Fueron muchos años de presiones (ya expliqué en varias oportunidades que en Italia Ferrari está por encima de cualquier equipo de fútbol tanto para la prensa como para los tifosi) y sea campeón o no , estará en su derecho de buscar nuevos horizontes. Y ahí es donde entra a tallar Lewis. Es de público conocimiento que el piloto inglés reafirma, cada vez que puede, su agradecimiento al equipo Mercedes por haber confiado en él a partir del año 2013 y su fidelidad hacia los de Brackley pero Ferrari es un nombre de peso y cualquier piloto en su sano juicio quiere correr para la casa de Maranello y Hamilton no es la excepción. Es un hábil declarante pero sus deseos internos son correr con los autos rosso corsa y de acuerdo a como vaya avanzando la situación en los próximos meses veremos si esto se concreta o no.
Recordemos que en 2021 la categoría reina del automovilismo mundial tendrá un nuevo reglamento técnico y ello implicará un barajar y dar de nuevo y por esa razón todos los equipos son muy cautelosos a la hora de contratar pilotos pero Hamilton podría significar para Ferrari la misma inyección anímica que tuvo con la llegada de Michael Schumacher a principios de 1996. Lewis es un gran campeón pero si corre para la Scuderia se transformará en leyenda.

Comentarios