Lo último.

¡Empatados en todo!

En un encuentro entretenido y picante, Atlético Tucumán y Newells empataron 2-2 en el estadio José Fierro de la capital tucumana. Javier Toledo marcó por duplicado para los locales mientras que para la lepra lo hicieron Maxi Rodríguez de penal y Luis Leal. Sobre el final hubo un festival boxístico  a cargo de Rodrigo Salinas y Yonathan Cabral por el cual ambos se fueron a las duchas antes de tiempo.Fue un partido de ida y vuelta con la premisa de ganarlo por parte de los dos equipos por diferentes razones, el decano para seguir prendido arriba y Ñuls porque necesita sumar de a tres de manera urgente por su acuciante actualidad con el promedio. Empezó un poco mejor el local, con juego más directo y sin transiciones pero no pasó demasiado hasta el minuto 23 cuando Luis Leal recibe un pase de Mauro Formica, desborda y la cruza hacia el área chica para que Lucas Albertengo, sin marcas y  con Cristian Lucchetti vencido, estrelle la pelota contra el palo izquierdo, la recupera Ariel Rojas q…

La gloria es para uno solo.

Esta madrugada se nos termina el mundial de Japón con la disputa de la final entre los Sprinboks y el seleccionado de la Rosa. El escenario es el Yokohama Stadium de la ciudad homónima. En el mundial de las defensas llegaron los que mejor lo hicieron.

Disciplina táctica, tackle a destajo, rush defense por un lado, rigor físico por el otro, obtenciones de calidad en las formaciones fijas, mauls y rucks jugados con vehemencia y recién a partir de allí se empieza a desplegar el juego ofensivo, si es de contraataaque mejor aún para agarrar mal parada a la defensa contraria. El juego se va a empezar a definir en las parejas de medios, Ben Youngs-George Ford por el XV de la Rosa y Faf de Klerk-Handre Pollard por los sudafricanos siendo más preponderante aún la batalla entre ambos números 9, Youngs y de Klerk, los dos mejores medios scrum de esta copa del mundo, ya que quien maneje mejor a su pack de forwards tendrá la chance de controlar el juego e intentar ganar el partido. Es la segunda vez en la historia que ocurrirá un raro fenómeno: la final no la juegan ni Australia o Nueva Zelanda, la vez anterior que ocurrió esto fue en la final del mundial 2007 en Francia cuando se enfrentaron estos mismos equipos y el triunfador fue Sudáfrica por 15-6. Para Inglaterra será su cuarta final ya que jugó tres (ganó la del 2003 frente a Australia por 20-17 en tiempo suplementario y perdió en 1991 frente a Australia por 12-6 y la mencionada del 2007) mientras que para los Boks será su tercera final (hasta ahora la juegan cada doce años, 1995, 2007 y 2019) y ganaron las dos jugadas (1995 frente a Nueva Zelanda por 15-12), siendo estos dos equipos junto a Nueva Zelanda y Australia, los únicos que levantaron la copa. el triunfo sobre los All Blacks tranformó a Inglaterra en el primer candidato a adjudicarse este torneo pero enfrente tendrán a los poderosos, rústicos y ásperos sudafricanos que tratarán de mantener su invicto en finales. La mesa está servida para darnos una panzada de rugby y luego poner proa a Francia 2023.

Comentarios