Lo último.

¡Empatados en todo!

En un encuentro entretenido y picante, Atlético Tucumán y Newells empataron 2-2 en el estadio José Fierro de la capital tucumana. Javier Toledo marcó por duplicado para los locales mientras que para la lepra lo hicieron Maxi Rodríguez de penal y Luis Leal. Sobre el final hubo un festival boxístico  a cargo de Rodrigo Salinas y Yonathan Cabral por el cual ambos se fueron a las duchas antes de tiempo.Fue un partido de ida y vuelta con la premisa de ganarlo por parte de los dos equipos por diferentes razones, el decano para seguir prendido arriba y Ñuls porque necesita sumar de a tres de manera urgente por su acuciante actualidad con el promedio. Empezó un poco mejor el local, con juego más directo y sin transiciones pero no pasó demasiado hasta el minuto 23 cuando Luis Leal recibe un pase de Mauro Formica, desborda y la cruza hacia el área chica para que Lucas Albertengo, sin marcas y  con Cristian Lucchetti vencido, estrelle la pelota contra el palo izquierdo, la recupera Ariel Rojas q…

Polvorín rojo.

Tras la renuncia de su entrenador Sebastián Beccacece cambiaron los ánimos en el conjunto de Avellaneda con la asunción de Fernando Berón de manera interina aunque tiene grandes chances de ser ratificado en el cargo hasta el final de la Copa de la Superliga.

El ex DT del Rojo duró en su cargo lo mismo que el conde Drácula paseando en una siesta tucumana de sol resplandeciente por la rotonda del cerro de la avenida Aconquija ya que fueron apenas diez fechas (en realidad son nueve ya que adeuda el partido frente a Newells correspondiente a la segunda fecha del campeonato) donde sacó apenas trece puntos y a ello debemos sumarle los cuartos de final de la Copa Argentina y de la Copa Sudamericana donde fue eliminado por Lanús e Independiente del Valle respectivamente. Muy poco para un club como Independiente. Encima el estilo de juego que pretendía imponenerle Beccacece no prendió nunca ni en los jugadores porque no se sentían cómodos corriendo a todo el mundo permanentemente con el desgaste psicológico que esto conlleva ni en el hincha ya que considera que ese tipo de juego no es del gusto de su paladar ni de su historia y se lo hicieron saber en cuanta oportunidad tuvieron (¿cuántas veces el equipo se fue silbado de la cancha?) ya que el Rojo, junto a River, son los abanderados históricos del buen juego en nuestro país. Y es una tradición difícil de abandonar en hinchas que disfrutaron de diferentes números 10 a lo largo de su historia como Ricardo Bochini, Daniel Garnero y el Rolfi Montenegro. El vértigo sin pausa no es del agrado de los hinchas del auténtico Rey de Copas. El vestuario estaba dividido y algunos jugadores como Pablo Pérez cuestionaban seriamente la autoridad del entrenador respecto al plantel. Sobre este gran polvorín estaba parado el rosarino que no pudo torcer la tendencia nunca ya que el equipo, además de correr cono si estuviesen en un hipódromo, dejó que las cosas fluyeran y el compromiso con la causa fue perdiendo adeptos rápidamente hasta desembocar en la renuncia del blondo DT. Su lugar fue ocupado por Fernando Berón, coordinador general de las divisiones inferiores del club, de manera interina pero tras haber empatado con Unión 2-2 llegaron dos victorias seguidas frente a San Lorenzo y Godoy Cruz,ambas por idéntico marcador: 2-1. En apenas tres fechas Berón ya sumó la mitad de puntos que Beccacece en todo su ciclo para colocarse a cinco puntos de la punta con un partido menos, pacificó el vestuario, logró que algunos jugadores levanten el nivel y logró que los directivos piensen en él como una alternativa definida hasta que termine la temporada luego de la Copa de la Superliga, demasiados porotos se anotó el DT en tan corto plazo al frente del plantel profesional. Esto es un llamado de atención para todoss los dirigentes del fútbol argentino que traen cualquier técnico y después, cuando la cosa no funciona, arreglan todo con una indemnización y así comprometen las arcas de su club.

Comentarios