Lo último

Los mira desde arriba...

El millo derrotó 1-0 a Godoy Cruz en Mendoza con gol de Matías Suárez y puso proa a ganar su primera Superliga desde que Marcelo Gallardo lo dirije. Dio una muestra más de poseer un mediocampo de ensueño. ¿Podrá el Muñeco ganar este título tan esquivo para él como entrenador?Era un partido clave para aprovechar la derrota de Argentinos Juniors frente a Unión y quedar como único puntero de la Superliga 2019-20 y así comenzar a tomar distancia de sus rivales para tratar de obtener el único logro a nivel local que le falta a este equipo bajo el mando de Marcelo Gallardo como DT ya que "solamente" pudo ganar tres Copas Argentina y una Supercopa Argentina. Es una marca realmente envidiable y si a eso le agregamos la cantidad de títulos internacionales, los mano a mano con Boca y la mística ganadora que recuperó el Muñeco tras el descenso en el 2011 lo hacen merecedor a ocupar un lugar en el podio de los entrenadores del equipo de Nuñez junto a Ramón Díaz y al único e inolvidable 

¡Por fin canalla!

Rosario Central vapuleó a Godoy Cruz al ganarle por un contundente e inapelable 5-2 tras nueve fechas sin victorias. Los goles fueron de Cardona e/c, Britez, Ciro Rius, Rinaudo y Molina para los rosarinos mientras que lo visitantes marcaron a través de Arena y Badaloni. ¿Qué pasará con Cocca?

Cambio de esquema, cambio de nombres y cambio de actitud para reinventarse en el momento en que la hoguera de las vanidades canalla consume todo lo que pasa cerca suyo y que lenta e inexorablemente pone rumbo a la Primera Nacional. Diego Cocca entendió la complejidad del contexto mejor que nadie y aseguró dar un paso al costado (los dirigentes no lo echaron luego del partido con Estudiantes porque no tienen un mango para pagar la indemnización) si es que su equipo no ganaba en esta jornada. Puso en cancha un agresivo 4-3-3 que a los dos minutos comenzó a dar resultado por el gol en contra de Cardona tras un gran centro del Colo Gil desde la izquierda. Volvieron los goles de pelota parada en el elenco rosarigasino tras un largo tiempo. Siguió presionando el local y a los quince otro centro de Gil en el cual el Morro García se equivocó de área y se la bajó a Emanuel Britez para que le rompa el arco a Andrés Mehring y ponga el 2-0. ¿Cosa juzgada? Con este Central nunca se sabe pero la respuesta es no porque dos minutos más tarde Nahuel Arena trepó sin oposición (hola Lucas Gamba) y sacó un tirito que no llevaba peligro ni en un partido intercolegial pero que se le coló por debajo del cuerpo a Jeremías Ledesma en una respuesta flojísima del buen arquero canalla para dejar las cosas 2-1. En ese lapso de trece minutos Central se llenó de dudas y con poquito el tomba comenzó a merodear el arco de Ledesma con mayor asiduidad y determinación pero no pudo concretar. Este intercambio de roles se invirtió cuando Ciro Rius clavó un zapatazo que se transformó en el tercer gol a los treinta minutos y a partir de allí retomó el control hasta el pitazo final de Hernán Mastrángelo para señalar el camino a los vestuarios.
Lejos de tranquilizarse en la segunda parte, los dirigidos por Diego Cocca entraron nerviosos y dejaron venir a los mendocinos que lo hacían sin oposición por el espantoso retroceso que mostró el equipo en ese momento (la idea de la salida Caruzzo era para que el equipo achique hacia adelante y no hacia atrás) que dejaba huecos por todos lados, fueron alrededor de veinte minutos donde el visitante descontó nuevamente a través de Tomás Badaloni (en la acción anterior Ledesma sacó una pelota increíble) tras un centro al primer palo donde el Morro García, ahora sí, la peinó hacia el segundo palo, Ledesma se quedó atornillado al piso y el corpulento centrodelantero la mandó a guardar sin pedir permiso. 3-2, restaban treinta minutos y ciertas partes de la anatomía del cuerpo de los hinchas canallas se llenaba de preguntas por la incertidumbre del resultado... Pero siempre hay un pero cuando este equipo necesita del necesario factor suerte (es ínfimo pero nada desdeñable...) para que le salga una: vapuleó a Racing, Vélez, San Lorenzo y Patronato y no pudo ganarles por fallas groseras en la definición y hoy se le abrió el arco de par en par ante un rival inferior, digamos todo. Ese hecho fortuito fue la irresponsable expulsión de Nahuel Arena por un tremendo planchazo a Leonardo Gil. quedaban 23 minutos y el canalla se calmó, hizo correr la pelota para que aparecieran los espacios y liquidó el match. Primero a través de Fabián Rinaudo que recibió un pase de Gil desde la izquierda y desde 25 metros la puso contra el palo derecho del pobre Mehring y puso el partido 4-2 y un rato más tarde, en una tarde noche-milagrosa, Nahuel Molina le puso cifras definitivas al marcador con un bombazo de volea cruzada en una buena jugada preparada a la salida de un corner. 5-2 inapelable e indiscutible pero la duda aún persiste en mi cabeza, ¿qué pasa si Diego Cocca pierde contra River?

Comentarios