Lo último.

¡Diego dio marcha atrás!

¡Salud Lewis!

Se corrió el Gran Premio de Estados Unidos donde ganó Valtteri Bottas pero Lewis Hamilton se aseguró su sexto título mundial (el tercero de forma consecutiva) y se convirtió en leyenda al superar al argentino Juan Manuel Fangio y quedar a sólo uno de Michael Schumacher.

Hubo una carrera en el Circuito de las Américas en Autin, Texas, Estados Unidos en la cual, salvo una catástrofe bíblica, el piloto inglés tenía todas las chances de conseguir un nuevo campeonato. Por todo ello fue que no se esforzó demasiado en tratar de hacer la pole y se concentró en llegar lo más arriba posible. Con ese simple plan le alcanzaba para desbaratar el intento del finlandés Valtteri Bottas de tratar de descontar 22 puntos en esta carrera. Valtteri largó muy bien seguido de Max Verstappen ya que Vettel y Leclerc quedaron rezagados y el alemán terminaría abandonando en la vuelta 8 tras subirse al pianito disuasorio de la curva 9 y romper la suspensión trasera derecha. Fin de la carrera para el hombre de Ferrari (Red Bull se avivó sobre la forma de preguntarle a la FIA sobre el motor Ferrari? Sospechosamente fueron u dwsastre este fin de semana...) que veremos si puede remontarla en Brasil.
Primero paró Bottas en boxes ya que su estrategia era a dos paradas y lo siguió Max Verstappen mientras Leclerc seguía paseando por la pista con su lentísima SF90 que a duras penas funcionaba. Hamilton y su ingeniero Peter Bonnington habían diseñado una sola parada para  tratar de hacerle el undercut a su compañero de equipo y así poder aspirar a la victoria. Funcionó mejor la estrategia de Valtteri porque las dos veces que entró en boxes lo alcanzó y lo pasó a Hamilton que quería ganar la carrera a toda costa pero desistió de su propósito cuando se dio cuenta que tenía la mesa servida para ser campeón ahora mismo. Definido el mundial de constructores y el de pilotos solamente queda ver quien completa el podio del campeonato de pilotos en estas dos carreras que faltan ya que Charles Leclerc tiene 249 puntos, Max Verstappen 235 y Sebastian Vettel 230 para pelear entre sí. Lewis Hamilton es un merecido campeón ya que voló en las pistas durante la primera parte del año y luego se dedicó a administrar esa ventaja. En los cuarteles de Brackley hoy sonará más fuerte que nunca We are the champions así que felicidades Lewis y Toto. 

Comentarios