Lo último.

¡Diego dio marcha atrás!

¡Se plantó Mattia!

Apenas consumado el desastre de Austin para la Scuderia, su director Mattia Binotto se fue derechito al hostitality de los chicos de Milton Keynes a pedirles explicaciones a Cristian Horner sobre los dichos de Verstappen.

Mientras Ross Brawn, director técnico de Liberty Media para la Fórmula 1, aún no se atreve a hablar de ni de trampas ni de algo ilegal (seguramente emitirán algún comunicado cuando tengan todos los elementos arriba de la mesa) por parte del equipo italiano para no caldear más los ánimos, Mattia Binotto se acercó al VIP de de los coches de las bebidas energéticas para hacerle saber su desagrado y enojo a Cristian Horner sobre las inoportunas e irresponsables afirmaciones de Max Verstappen sobre la legalidad del motor de los autos de Sebastian Vettel y Charles Leclerc ya que sospecha que Red Bull estuvo detrás de este asunto. Mientras la discusión subía de tono y Binotto le hacía saber casi a los gritos que si insistían con el concepto de trampa habría acciones legales por parte de la casa de Maranello, el rostro de Cristian Horner se iba poniendo de todos los colores existentes mientras trataba de balbucear alguna explicación coherente. La acusación viene por el lado del medidor de flujo de combustible (este actúa de manera aleatoria y no continua) pero se olvidaron que los entrega la FIA y vienen estandarizados para todos los equipos, un pequeño detalle sin importancia para los acusadores...
Mattia explicó muy claramente que el estrepitoso fracaso en esa carrera se debió a los nuevos experimentos aerodinámicos que están llevando a cabo para reducir la brecha con Mercedes y Red Bull en curvas lentas sumados a la mayor degradación de las cubiertas y a su falta de temperatura que provocaron que los autos rosso corsa tuvieran poco grip (https://www.deportesdesdemioptica.com.ar/2019/11/debacle-rosso-corsa.html) y por ende, la caída en el rendimiento fuera notable y en el caso de Charles hay que recordar que tuvo que usar un motor viejo con las especificaciones anteriores para no sufrir sanción alguna.
Todas estas declaraciones de Binotto demuestran que es un jefe positivo para el equipo más longevo de la categoría ya que está dispuesto a defender con uñas y dientes el trabajo realizado por sus pilotos y subordinados. Y tal vez ese sea el camino que tenga que recorrer la casa de Maranello para reverdecer sus algo desteñidos laureles...

Comentarios