Lo último.

El Pato Fillol, el mejor arquero de la historia.

¡Te atiende a domicilio!

Partidazo en el parque Independencia donde el local, Newells, perdió frente a River por 3-2 luego de ir ganándolo por 2-0. El local se puso en ventaja por medio de Lema y Leal y el millo lo dio vuelta con goles de Nacho Fernández, Borré y Scocco que cumplió con la ley del ex y marcó un golazo.

Nunca defraudan. Jamás. Históricamente jugaron grandes partidos y este sábado no fue la excepción ya que se puede considerar a este encuentro como un clásico por más que en Buenos Aires no lo vean así porque es uno de esos partidos que cualquier hincha de fútbol busca en el fixture apenas se conoce. Ambos llegaban necesitados y urgidos a este match ya que River venía de perder de manera increíble la final de la Copa Libertadores frente a Flamengo la semana pasada mientras que Ñuls venía de perder tres de los últimos cuatro encuentros y se empezó a complicar con el promedio. El local salió con todo para tratar de imponer condiciones ante un equipo que se lo notaba golpeado por el desastre de Lima y lo logró rápidamente por medio de un cabezazo soberbio de Cristian Lema (otra vez Armani se tiró como si estuviese en uma pileta...) a los 31 minutos del primer tiempo y a los 36 Luis Leal definió magistralmente al primer palo de Armani (otro error más y van...) para poner el 2-0. Parecía que se le venía la noche al millo pero a los 38 Ignacio Fernández metió un tiro libre fabuloso para poner el descuento e ir al descanso con esperanza.
En la segunda parte Ñuls sintió el esfuerzo físico (sus jugadores jugaron literalmente parados) y se replegó para tratar de jugar de contra. Todo iba viento en popa ya que River no lograba empatar el partido pero en un par de descuidos lo empató Rafael Santos Borré a los 20 y a los 26 Nacho Scocco metió el tercero con una definición deliciosa ya que recibe el pase y le pega de primera con la cara interna del pie derecho. Go-la-zo y a remarla en dulce de leche para el local que ya se había quedado sin piernas y los cambios dispuestos por Frank Darío Kudelka no surtieron el menor resultado. River va a pelear el título pero Newells se volvió a meter solito en una pelea que parecía haber quedado atrás. Y no es lo mismo el rendimiento de un equipo cuando se aleja del descenso a cuando queda a un paso del abismo... 

Comentarios