Lo último

Espero que sea 28 de diciembre...

Muchos argentinos que la están pasando muy mal por consecuencias de las políticas económicas del ex presidente Mauricio Macri hoy se desayunaron que éste tendrá un cargo altísimo en la FIFA como presidente ejecutivo de su fundación. No, no me volví loco ni se me ocurrió dedicarme al stand up ni poner un blog de humor sino que este tipo de noticias dejan un sabor amargo en la boca porque parecen una burla al resto de los mortales ya que a contramano de los nuevos vientos que corren en el fútbol argentino, la FIFA nombró presidente ejecutivo de su fundación al ingeniero Mauricio Macri en lo que parece, como mínimo, una medida absurda y polémica al menos para una gran mayoría de quienes habitan estas tierras ya que su gobierno lejos estuvo de dejar algún indicador efectivo en cualquier apartado. ¿Promoción de un cambio social positivo? Es demasiado para analizar ya que esto parece una broma de mal gusto porque este hombre no puede generar ni paz ni concordia de ninguna manera. Que el líd…

El contraataque.

En un nuevo capítulo de esta interminable saga, la casa de Maranello defiende la legalidad de su unidad de potencia ante los reiterados ataques de Red Bull en las figuras de Christian Horner y el doctor Helmut Marko. ¿La temporada 2020 calmará los ánimos? 

Durante la primera parte de la temporada 2019 el rendimiento de la SF90 daba lástima de una forma alarmante ya que la casa de Maranello tuvo solamente dos chances de victorias en esas primeras doce carreras (Charles Leclerc en Azerbaiyán y Sebastian Vettel en Canadá donde fue despojado de la victoria por los comisarios deportivos) y entonces no molestaba a nadie ya que los Mercedes consiguieron diez victorias (ocho Lewis Hamilton y dos Valteri Bottas) y Max Verstappen obtuvo los grandes premios de Austria y Alemania. Hasta ahí todo bien ya que los italianos no daban pie con bola y no eran rivales para nadie pero a partir de las victorias en Bélgica e Italia las cosas empezaron a cambiar y Red Bull, amparados por Mercedes que les facilitó  un estudio sobre el rendimiento de los coches rosso corsa, empezó a protestar antes de la carrera de Singapur que fue ganada por Sebastian Vettel y a partir de allí el acoso de los austriacos fue prácticamente diario con la Scuderia y la supuesta ileglidad de su unidad de potencia ya que tanto Christian Horner como Helmut Marko están convencidos que algo raro e ilegal tienen esos autos porque con el actual desarrollo de motores  es casi imposible poder extraer unos CV más de potencia. Eso lo dicen ellos y no la FIA que revisó minuciosa y detalladamente los autos italianos para no encontrar, hasta el momento, absolutamente nada de nada. Pese a eso, desde Milton Keynes presionan e insisten sobre la vigilancia sobre el equipo comandado por Mattia Binotto para la temporada que se inicia el próximo 15 de marzo con el Gran Premio de Australia (¿qué pasará con los incendios?) en el circuito callejero Albert Park de Melbourne.
Visiblemente ofuscado el director del equipo italiano dijo que la FIA los monitoreó todo el año pasado y que lo hicieron de manera más intensiva desde que en Red Bull se animaron a hacer la denuncia pero que ellos siempre se manejaron dentro de la legalidad en cuanto al reglamento técnico y que las directivas técnicas para aclarar algunos puntos grises no los afectaron en nada.
La gran duda sobre todo esto es saber si la temporada 2020 será más tranquila o si por el contrario cada vez que gane Ferrari en vez de podio habrá una reunión de comisarios para decidir si la victoria es legal o no. Insistimos que la FIA debe zanjar esta cuestión de manera urgente y contundente para que las carreras se definan en una pista y no en un escritorio.

Comentarios